Menú

Visitando una estatua particular

AccionPais » Curiosidades

Visitando una estatua particular

Son actos cotidianos, aquellos que aparentan no generar nada, pero que por su acumulación, logran crecer y crecer hasta cambiar lo establecido. Así fue el caso de la desobediencia de Rosa Parks (La mujer que se negó a ceder su asiento) que cambiaría la historia.

En aquellas épocas, 1 de diciembre de 1955, los afroamericanos no podía sentarse en la parte delante de los autobuses públicos del sur de Estados unidos, sin embargo, Rosa Parks se negó a ceder su asiento a una persona de raza blanca y fue encarcelada y multada con 14 dólares.

Es allí que surge la figura de Martin Luther King, un pastor bautista que celebraría una gran protesta pública, que llevaría a celebrar más y más protestas contras prácticas de segregación. Y es así que los que afroamericanos conquistarían más derechos civiles, gracias a Rosa Parks, una costurera  de 45 años. En 1956, fue la Corte Suprema de los Estados Unidos quien determinaría que la segregación en el transporte público, iba en contra de la constitución de país.

Excusa para visitar el Capitolio

visitar el Capitolio

Esta historia inspiradora, puede ser la excusa perfecta para hacer una visita al Capitolio en la ciudad de Washington DC. Y es que este edificio que se encuentra en el barrio Capitol Hill y alberga las dos cámaras del Congreso de los Estados Unidos es una de las atracciones más relevantes del país, que ahora suma a su oferta, la estatua de la activista Rosa Parks.

En el mes de febrero de este año, el primer presidente afroamericano de los Estados Unidos, Barack Obama, inauguraría esta estatua declarando lo siguiente:

“En un solo instante, con el más simple de los gestos,
ella ayudó a cambiar Estados Unidos y el mundo.”

Para visitar la estatua, debemos llegar hasta el Salón Nacional de las Estatuas del Capitolio, donde encontrarnos la primera estatua afroamericana a tamaño natural de este salón, junto a otras personas que han dejado su huella en la historia estadounidense.

estatua de Rosa Parks

Parks ha dejado de existir en 2005, pero solo físicamente, ya que si visitamos el Capitolio encontraremos que esta mujer sigue viva, aún negándose a ceder el asiento.

Recordemos que el edificio Capitolio, aquel que alberga la estatua de Rosa Parks, todavía sigue en pie gracias a un grupo de ciudadanos que lucho con la misma valentía que la costurera y evitó que uno de los aviones de los atentados del 11 de septiembre de 2001, se estrellara contra el edificio, al luchar contra los terroristas. Historia que se puede revivir en la película United 93.

En fin, solo queda apuntarte una última cosa, si alguna vez te encuentras en Montgomery, Alabama, encontrarás una plata en Dexter Avenue con la leyenda “Bus Stop”, lugar donde Rosa Parks subió al autobús en un viaje que cambiaría la historia de las leyes civiles para todos los afroamericanos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso.
Estoy de acuerdo Quiero más información sobre cookies