Menú

¿Cómo pedir un café en París?

AccionPais » Curiosidades

¿Cómo pedir un café en París?

Quién ha tenido la posibilidad de pasear por la ciudad luz sabe que sentarse en una terraza de allí es una experiencia que no puede faltar durante tu paso por París. La capital francesa cuenta con una gran oferta de cafés en bulevares y plazas y siempre encontrarás uno abierto donde tomar un café admirando la ciudad.

Sentarse es fácil, lo complicado se vuelve pedir el café cuando el garçon llega a tu mesa. La carta tampoco ayuda mucho, ya que nombres como à la fraçaise te perderá aún más, por eso, hoy busco date una mano para que conocer las maneras de pedir un café en París.

Café au lait

El clásico café con leche se sirve en taza grande una parte de café y una parte de leche. En su versión italiana, latte, se le agrega un poco de leche condensada en el fondo.

Café crème

Es el café preferido por los parisinos. Una parte de café por una parte de crema de leche. Se lo sirve acompañado de agua fresca. La crema es nata batida con azúcar y algunas gotas de vainilla.

Café noisette

El típico “cortado”, es decir, un café espresso con algunas gotas de leche y se sirve en taza pequeña.

Lait tacheté

También conocido como latte macchiato en Italia o nube o lágrima en España. Esta preparación echa una pequeña cantidad de café en la parte de leche.

Café Hélène

Es una café espresso con un toque de crema de avellanas para gozar de un sabor dulce.

Café viennois

Una preparación típica de la capital austríaca. En general se trata de un espresso tipo americano, es decir, alargado con agua caliente y se le agrega nata montada con chocolate rallado o canela.

Café du matin

Ideal para beberse a media mañana. Se realiza un café largo y se le agrega una cantidad de leche hervida hasta que haga espuma. En ocasiones se sirven desbordado de leche, una señal que la misma hirvió lo suficiente.

Por supuesto que los tradicionales café americano o bien el capuccino también se hacen presente, sin embargo, cuando uno llega a París, merece detenerse a tomar un buen café y que mejor que degustando los característicos de la capital francesa.

Ver más curiosidades del mismo estilo:

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso.
Estoy de acuerdo Quiero más información sobre cookies